Los taxistas incorporan un GPS para gestionar el teletaxi

Los taxistas de Ourense incorporan las nuevas tecnologías a su día a día, sustituyendo el tradicional sistema “de voz de radiotaxi por un nuevo sistema de GPS”, según explicó el presidente de los taxistas de la provincia, Francisco Javier Álvarez. Se trata del programa Smart TD de Taxitronic, basado en el sistema operativo Android, que permite al taxista estar localizado y recibir servicios por parte de la central a través de la aplicación descargada en el taxímetro o en un Smartphone con línea de internet.

Manuel Sánchez Quindimil, presidente de la Federación de Autónomos del Taxi de Galicia, y José Manuel Fernández Casado, director comercial de Radiotelefóno Taxi de Madrid y de la Asociación de Radio-Taxi de España, creadora de la aplicación “Pidetaxi”, así como Alejandro Cruz, vicepresidente de la Confederación Empresarial de Ourense (CEO), acompañaron al presidente de los taxistas provinciales en la puesta de largo de este sistema que se ha estado probando a lo largo de todo el verano.

La gestión de este sistema se lleva desde A Coruña, “ya que tenemos el servicio compartido con esta ciudad para que nos salga más barato”, señaló Álvarez, que subrayó que “con el GPS estaremos al minuto en cada punto donde nos reclamen”.

Además, se presentó la aplicación Pidetaxi, “que cualquiera puede descargarse en su móvil y, como incluye datos de todas las ciudades de España, el usuario puede acceder, a través de ella a este servicio en cualquier punto del país”, explicó el presidente de los taxistas provinciales.

Tanto el sistema de localización GPS como la aplicación Pidetaxi “son sólo para los taxista de la ciudad”, donde hay en este momento 106 licencias.

Otra de las novedades de la asociación es “nuestra página web, que se llama ‘Teletaxiourense.com”.

También se están modernizando los taxistas de la provincia, ya que desde finales del verano han incorporado el taxímetro los que trabajan en las grandes villas, con poblaciones superiores a 10.000 habitantes. En concreto se trata de los profesionales de Verín, Xinzo, O Barco, Barbadás y Carballiño, que han tenido que desembolsar una media de 1.500 euros por aparato.

About