LO ÚLTIMO EN TECNOLOGÍA: GPS PARA NIÑOS Y ANCIANOS.

En el mercado se han desarrollado dispositivos GPS que otorgan la posibilidad de monitorear desde mascotas y objetos hasta personas. Esto último ha desatado una gran controversia, ya que se trata de la posibilidad de ubicar estos artefactos en personas para vigilarlas.
Los últimos desarrollos en este sentido han puesto su énfasis en GPS para niños y ancianos especialmente.

La empresa LG, por ejemplo, ha lanzado KIZON, un rastreador para niños. El debate se ha instalado, ya que algunos consideran que esto, más allá de no ser ético, no es bueno para el niño. En este sentido, ¿cómo hace un niño para crear sus propios mecanismos de defensa naturales, sabiendo que existe un aparato que lo “defiende”, y que a su vez le otorga la tranquilidad (o no) de que sus padres lo monitorean?

El mismo debate se presenta respecto a los rastreadores o GPS para adultos mayores, donde más allá de las buenas intenciones que puedan tener sus hijos, estas personas no quieren ser rastreadas o monitoreadas en todos sus movimientos, con una clara vulneración al derecho a la privacidad.

Es a todas luces evidente que si existe un mercado para este tipo de artefactos existe una demanda, que es cada vez más creciente.

En relación a los GPS para ancianos, las alertas o sensores van desde dispositivos colocados en puertas o sensores de movimientos, hasta sensores que las propias personas llevan puestas.
A favor de este tipo de dispositivos podemos decir que presentan la ventaja, por ejemplo, en el caso de adultos mayores, de establecer si la persona podría encontrarse en una emergencia, si no se registra movimiento de los sensores por un lapso de tiempo determinado. O determinar si el anciano puede presentar una enfermedad, como sería el caso que se registre una continua frecuencia de ida al baño. Así, los GPS poseen sensores que registran movimientos tanto pasivos como activos.

Otras empresas fabricantes de este tipo de dispositivos no se centran en el monitoreo de personas, sino únicamente de mascotas y objetos inanimados. Es el caso de TrackR, que no recomienda el uso de GPS para personas, por motivos éticos. En cambio, ha desarrollado estos artefactos para macotas, y objetos como monederos y llaves, que se extravían con frecuencia.
Child Angel, por su parte, es una empresa que ha desarrollado un brazalete para el monitoreo de niños. Su creador se inspiró en su propia experiencia, al extraviar a sus hijos en un centro comercial. Es así que creó este brazalete, el cual posee una batería que dura 48 hs, y puede enviar señales por GPS, GSM O WIFI.

Por su parte, la firma sueca Trax, desarrolló una valla virtual. Consiste en una pequeña tableta rectangular que proyecta una valla de protección, es decir, dibuja un círculo virtual alrededor de la casa o de la persona, y emite alertas cuando las personas entran o salen de dicho círculo de protección.

Los sistemas de rastreo y GPS están en continuo crecimiento y expansión, y constituyen un mercado que ya no se puede parar. El gran interrogante será, entonces, ¿cómo lo hacemos?

About

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *